NUESTROS

SERVICIOS

Desarrollo de soluciones medioambientales en entornos rurales y urbanos

Endoterapia arbórea

La endoterapia arbórea es una técnica utilizada en el cuidado y tratamiento de árboles. Consiste en la inyección directa de productos fitosanitarios o nutrientes en el sistema vascular del árbol. 

Esta práctica se realiza mediante la perforación de pequeños agujeros en el tronco o las ramas principales, a través de los cuales se introducen las sustancias necesarias.

Mediante endoterapia arbórea se realizan tratamientos fitosanitarios, para el control de plagas y enfermedades, y tratamientos nutritivos para corrección de deficiencias nutricionales. Al aplicarse directamente al sistema vascular, estos productos se distribuyen eficientemente por todo el árbol.

La endoterapia arbórea tiene varias ventajas. En primer lugar, es una técnica precisa y selectiva, ya que permite dirigir los tratamientos específicamente a los árboles que lo necesitan, evitando la dispersión de productos químicos en el medio ambiente. Además, al ser aplicados internamente, los productos tienen una mayor eficacia y persistencia en comparación con otros métodos de aplicación.

Sin embargo, es importante destacar que la endoterapia arbórea debe ser realizada por profesionales capacitados, ya que requiere conocimientos técnicos y experiencia para evitar daños al árbol y garantizar resultados efectivos. Es necesario evaluar y diagnosticar la plaga o enfermedad de forma precisa para aplicar el tratamiento adecuado.

Algunas de las plagas que se pueden tratar con endoterapia arbórea: pulgones y cochinillas, tigre del plátano, galeruca del olmo, procesionaria del pino, escolítidos, cameraria del castaño, picudo rojo y paysandisia en palmeras.

Recuerda que siempre es recomendable consultar con técnicos especializados antes de realizar cualquier tratamiento en tus árboles.

Planes de fertilización

Los planes de fertilización son herramientas clave en la agricultura y la jardinería para garantizar un suministro adecuado de nutrientes a las plantas.

Estos planes se basan en diferentes factores, como el tipo de suelo, el cultivo específico, las necesidades nutricionales de las plantas y los objetivos de producción.

El primer paso para diseñar un plan de fertilización es realizar un análisis del suelo. Esto permite evaluar los niveles de nutrientes presentes en el suelo y determinar qué elementos pueden estar limitantes para el crecimiento de las plantas. Con esta información, se puede calcular la cantidad y tipo de fertilizantes necesarios.

Los fertilizantes pueden ser orgánicos o químicos. Los fertilizantes orgánicos provienen de fuentes naturales, como compost, estiércol o restos vegetales, y aportan nutrientes de manera lenta y gradual. Los fertilizantes químicos son sintéticos y proporcionan nutrientes en formas más rápidas y concentradas.

Además de considerar el tipo de fertilizante, es importante tener en cuenta el momento adecuado para su aplicación. Algunos cultivos requieren una fertilización inicial al momento de la siembra, mientras que otros pueden necesitar aplicaciones adicionales durante la temporada de crecimiento.

Es fundamental seguir las recomendaciones específicas para cada cultivo y región, ya que las necesidades nutricionales pueden variar. Asimismo, es importante evitar la sobre-fertilización, ya que puede generar impactos negativos en el medio ambiente, como la contaminación del agua o la pérdida de biodiversidad.

En resumen, los planes de fertilización son estrategias personalizadas que buscan optimizar la nutrición de las plantas. Estos se basan en el análisis del suelo, el tipo de cultivo y las necesidades específicas de las plantas, y pueden involucrar la aplicación de fertilizantes orgánicos o fitosanitarios en momentos clave del ciclo de crecimiento.

Recuerda que siempre es recomendable consultar con expertos y técnicos especializadas para llevara a cabo estos planes de fertilización.

Gestión de autorizaciones

La gestión de autorizaciones para tratamientos fitosanitarios, podas y talas implica seguir los procedimientos y regulaciones establecidos por las autoridades competentes. Es importante obtener los permisos necesarios antes de realizar cualquier actividad relacionada con estos tratamientos.

Esto puede implicar presentar solicitudes, cumplir con requisitos de capacitación, documentar el uso de productos fitosanitarios y garantizar la seguridad y preservación del medio ambiente durante el proceso. Se recomienda obtener información específica sobre las regulaciones locales y buscar asesoramiento de expertos en el tema para asegurar el cumplimiento adecuado de todas las normativas.

1. Tratamientos fitosanitarios: Para realizar tratamientos fitosanitarios, como la aplicación de pesticidas o fungicidas en árboles o cultivos, es necesario obtener autorizaciones y seguir las regulaciones establecidas por las autoridades competentes. Esto puede incluir la obtención de licencias o certificaciones específicas, el cumplimiento de requisitos de capacitación y el seguimiento de buenas prácticas agrícolas para minimizar los impactos negativos en el medio ambiente y la salud humana.

2. Podas y talas: Para llevar a cabo podas y talas de árboles, es importante verificar las regulaciones locales o municipales que rigen estas actividades. En muchos casos, se requiere obtener permisos o autorizaciones previas antes de realizar cualquier tipo de intervención en árboles. También es fundamental contar con personal capacitado y utilizar técnicas adecuadas para garantizar la seguridad tanto de los trabajadores como del entorno.

3. Documentación y registro: Es importante llevar un registro detallado de todas las actividades relacionadas con tratamientos fitosanitarios, podas y talas. Esto incluye documentar los productos utilizados, las fechas de aplicación, las dosis empleadas y cualquier otro dato relevante. Mantener estos registros actualizados no solo ayuda a cumplir con los requisitos legales, sino que también permite un seguimiento adecuado de las prácticas realizadas y facilita la evaluación de su efectividad.

4. Asesoramiento profesional: Antes de realizar cualquier tratamiento fitosanitario, poda o tala significativa, es recomendable buscar asesoramiento profesional de arboricultores, agrónomos o expertos en la materia. Ellos podrán brindar orientación específica sobre las regulaciones locales, los productos adecuados a utilizar, las técnicas de poda apropiadas y cualquier otro aspecto relacionado con la gestión adecuada de estas actividades.

Recuerda que el cumplimiento de las regulaciones y la adopción de prácticas responsables son fundamentales para garantizar la seguridad, preservación del medio ambiente y el bienestar general en la realización de tratamientos fitosanitarios, podas y talas.

Control de plagas y enfermedades

El control de plagas y enfermedades se refiere a las estrategias y técnicas utilizadas para prevenir, eliminar o reducir la presencia de plagas y enfermedades en cultivos, hogares u otros entornos. 

Esto se logra a través del uso de métodos biológicos, químicos y físicos para controlar y gestionar eficazmente las poblaciones de organismos dañinos. El objetivo es proteger la salud humana, la agricultura y el medio ambiente.

El control de plagas y enfermedades es fundamental para mantener la salud de las plantas y cultivos. Algunas prácticas comunes incluyen:

1. Monitoreo regular: Realizar inspecciones periódicas para detectar tempranamente la presencia de plagas o enfermedades. Esto permite tomar medidas rápidas y efectivas para su control.

2. Métodos preventivos: Implementar medidas preventivas, como el uso de variedades resistentes a enfermedades, rotación de cultivos, limpieza adecuada de herramientas y equipo, y mantenimiento de condiciones óptimas de crecimiento.

3. Control biológico: Utilizar organismos beneficiosos, como depredadores naturales o parasitoides, para controlar las plagas de forma natural y reducir la dependencia de pesticidas químicos.

4. Control químico: En casos necesarios, utilizar fitosanitarios siguiendo las recomendaciones y dosis adecuadas. Un ejemplo de ello, es la endoterapia arbórea, técnica que permite aplicar tratamientos fitosanitarios de forma localizada sobre los ejemplares objetivo, sin deriva alguna de productos químicos. Es importante leer y seguir las instrucciones del fabricante y tener en cuenta los posibles impactos ambientales.

5. Técnicas culturales: Implementar prácticas agrícolas que reduzcan la propagación de enfermedades, como la eliminación adecuada de residuos vegetales, el manejo adecuado del riego y la fertilización equilibrada.

6. Educación y capacitación: Mantenerse informado sobre las últimas investigaciones y prácticas recomendadas en el control de plagas y enfermedades. Participar en programas de capacitación para adquirir conocimientos actualizados.

Recuerda que es importante consultar con expertos en agricultura o agronomía para obtener información específica sobre el control de plagas y enfermedades en tu área y cultivo específico.

Inventarios de arbolado

Los inventarios de arbolado son registros o recopilaciones de información sobre los árboles presentes en una determinada área. Estos inventarios suelen incluir datos como la especie de árbol, su ubicación geográfica, edad, tamaño, estado de salud y otros detalles relevantes. 

Los inventarios de arbolado son útiles para la gestión y planificación urbana, la conservación de áreas verdes y bosques, así como para evaluar el impacto ambiental y establecer medidas de manejo adecuadas. Se pueden llevar a cabo mediante técnicas de muestreo o mediante el uso de tecnologías como el mapeo por satélite o el uso de aplicaciones móviles especializadas.

Los inventarios de arbolado son herramientas valiosas para comprender la composición, distribución y estado de los árboles en un área determinada. Estos inventarios pueden ser realizados en entornos urbanos, parques, bosques o cualquier otro tipo de paisaje.

Al llevar a cabo un inventario de arbolado, se recopila información detallada sobre cada árbol, como su especie, diámetro del tronco, altura, condición general y ubicación precisa. También se pueden incluir datos adicionales, como la edad estimada del árbol, el historial de podas o tratamientos fitosanitarios, y la valoración ecológica o económica.

La recopilación de datos puede realizarse a través de métodos manuales o utilizando tecnología como dispositivos GPS y software especializado. Además, se pueden utilizar herramientas como fotografías y muestras de hojas o corteza para ayudar en la identificación precisa de especies.

Los inventarios de arbolado ofrecen numerosos beneficios. Permiten evaluar el estado de salud y vitalidad de los árboles, identificar problemas como enfermedades o plagas, y planificar medidas de manejo adecuadas. También ayudan a monitorear el crecimiento y evolución de los árboles a lo largo del tiempo.

Con la información recopilada en un inventario de arbolado, las autoridades municipales, organizaciones ambientales y propietarios privados pueden tomar decisiones informadas sobre la gestión del arbolado urbano, la planificación de áreas verdes, la conservación de especies nativas y la promoción de la biodiversidad.

En resumen, los inventarios de arbolado son herramientas esenciales para comprender y gestionar los recursos arbóreos en un área determinada. Proporcionan información detallada sobre la composición y estado de los árboles, lo que ayuda a tomar decisiones informadas para su cuidado y conservación.

Servicios de poda y tala

La tala y poda de árboles son prácticas importantes en el manejo de arbolado. La tala se realiza cuando un árbol debe ser eliminado debido a su mala salud, peligro potencial o para abrir espacio para el desarrollo urbano. 

La poda, por otro lado, implica la eliminación selectiva de ramas para mejorar la estructura, salud y apariencia del árbol. Ambas prácticas deben ser realizadas por profesionales capacitados y siguiendo las regulaciones locales para garantizar la seguridad y conservación adecuada del arbolado.

1. Tala de árboles: La tala de árboles se realiza por diversas razones, como la seguridad pública, la salud del árbol o el desarrollo urbano. Es importante contar con permisos y seguir las regulaciones locales antes de llevar a cabo la tala. Se debe evaluar el árbol cuidadosamente para determinar si es necesario eliminarlo por completo.

2. Poda de árboles: La poda de árboles es una práctica que implica cortar selectivamente ramas o partes del árbol. Los objetivos de la poda incluyen mejorar la estructura del árbol, estimular el crecimiento saludable, aumentar la penetración de luz y aire, y eliminar ramas dañadas o muertas. La poda debe realizarse con herramientas adecuadas y siguiendo técnicas correctas para evitar dañar el árbol.

3. Época adecuada para realizar podas: La época ideal para la poda de árboles puede variar según la especie y el clima local. En general, se recomienda evitar la poda intensiva durante los periodos de crecimiento activo del árbol. Es mejor realizar la poda en períodos de latencia, como finales del invierno o principios de la primavera, cuando el árbol tiene menos actividad.

4. Contratar profesionales capacitados: Tanto la tala como la poda de árboles pueden ser peligrosas si no se realizan correctamente. Es recomendable contratar profesionales capacitados en arboricultura que tengan experiencia en estas prácticas y que sigan las normas de seguridad adecuadas. Ellos podrán evaluar la situación, determinar qué tipo de poda es necesaria y llevar a cabo el trabajo de manera segura.

Recuerda que la tala y poda de árboles son actividades que deben ser realizadas con cuidado y considerando el impacto en el medio ambiente. Siempre es recomendable buscar asesoramiento de expertos antes de tomar cualquier acción.

Diseño, instalación y mantenimiento de riegos y jardines.

El diseño, instalación y mantenimiento de sistemas de riego y jardines es un proceso integral para crear y mantener espacios verdes saludables y atractivos. Implica varios pasos, como la planificación del diseño, la selección de plantas adecuadas, la instalación de sistemas de riego eficientes y el cuidado regular del jardín. Es recomendable contar con conocimientos en horticultura, irrigación y paisajismo, o contratar profesionales especializados en el campo para garantizar resultados óptimos.

1. Diseño de jardines: El diseño de un jardín implica considerar aspectos como el tamaño del espacio, la topografía, la exposición solar, el tipo de suelo y las preferencias estéticas del propietario. Es importante crear un plan que incluya áreas funcionales, como zonas de descanso, áreas de juego o espacios para plantas específicas.

2. Selección de plantas: Al elegir plantas para el jardín, es esencial considerar factores como el clima local, la disponibilidad de luz solar y la necesidad de agua. Se deben seleccionar plantas adecuadas a estas condiciones para asegurar su supervivencia y un crecimiento saludable.

3. Instalación del sistema de riego: Un sistema de riego eficiente es clave para mantener un jardín saludable. Existen diferentes tipos de sistemas de riego, como aspersores, goteo o microaspersores. Se debe determinar cuál es el más adecuado según las necesidades del jardín y asegurarse de que se instale correctamente.

4. Mantenimiento del jardín: El mantenimiento regular del jardín implica tareas como el riego adecuado, la poda de plantas, la eliminación de malezas y el control de plagas. Además, es importante fertilizar las plantas según sus necesidades nutritivas y realizar inspecciones periódicas para detectar problemas como enfermedades o deficiencias nutricionales.

5. Conservación del agua: En el diseño y mantenimiento del jardín, se debe tener en cuenta la conservación del agua. Se pueden implementar prácticas como la captación de agua de lluvia, el uso de plantas nativas y resistentes a la sequía, así como la programación adecuada del sistema de riego para evitar el desperdicio de agua.

Recuerda que cada jardín es único y requiere atención personalizada. Siempre es recomendable buscar asesoramiento de expertos en paisajismo y jardinería para obtener los mejores resultados.

Prevención y control efectivo de legionella

El control de la legionella es esencial para prevenir enfermedades graves, proteger la salud pública y cumplir con normativas legales. Las medidas preventivas y la concienciación constante son fundamentales para garantizar entornos seguros y saludables para las personas.

El control de la legionella es crucial debido a los riesgos significativos que esta bacteria puede plantear para la salud y seguridad de las personas. Aquí se destacan algunos puntos clave sobre la importancia del control de la legionella:

  • 1. Enfermedad Potencialmente Mortal:
    • La legionella puede causar la enfermedad del legionario, una infección pulmonar grave.
    • En casos severos, la enfermedad puede ser potencialmente mortal, especialmente en individuos inmunocomprometidos o de edad avanzada.
  • 2. Propagación a través de sistemas de agua:
    • La legionella se reproduce en sistemas de agua estancada o con temperaturas propicias. Según el RD 487/2022 las instalaciones de riesgo son:
      • Torres de refrigeración
      • Condensadores evaporativos
      • Humidificadores y humectadores
      • Agua caliente sanitaria
      • Agua potable
      • Instalaciones termales
      • Sistemas contra incendios
      • Spas, jacuzzis, piscinas climatizadas…
      • Fuentes ornamentales
    • La inhalación de pequeñas gotas de agua contaminada con la bacteria es la principal vía de transmisión.
  • 3. Brotes en Entornos Cerrados:
    • Ambientes interiores, como hoteles, hospitales, oficinas y complejos residenciales, pueden convertirse en focos de proliferación si no se controla adecuadamente la legionella.
    • Los brotes de legionella pueden afectar a un número significativo de personas en un corto período de tiempo.
  • 4. Impacto en la Salud Pública:
    • Los brotes de legionella pueden tener un impacto considerable en la salud pública, generando preocupaciones de seguridad y confianza en las instalaciones afectadas.
    • Las autoridades de salud pública imponen regulaciones y requisitos estrictos para prevenir la propagación de la bacteria.
  • 5. Obligaciones y repercusiones Legales:
    • La obligación legal (RD 487/2022) y ética de garantizar un ambiente libre de riesgos por Legionella está arraigada en la necesidad de proteger la salud pública, prevenir enfermedades graves y asegurar que las instalaciones cumplan con los estándares de seguridad establecidos. Las empresas y propietarios de instalaciones están obligados a cumplir con estándares y requisitos específicos para prevenir y controlar la presencia de Legionella en sus sistemas de agua.
    • El incumplimiento de normativas relacionadas con el control de la legionella puede dar lugar a infracciones y sanciones legales de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad.
    • Las empresas e instituciones están obligadas a seguir pautas y regulaciones específicas para prevenir la proliferación de la bacteria.
  • 6. Bienestar Laboral y Residencial:
    • El control de la legionella es esencial para garantizar un entorno de trabajo y residencial seguro y saludable.
    • La implementación de medidas efectivas de control no solo cumple con las normativas, sino que también contribuye al bienestar general de la comunidad.
  • 7. Prevención:
    • El control proactivo de la legionella es clave para prevenir brotes y proteger la salud de las personas.
    • La conciencia sobre los riesgos asociados con la bacteria impulsa la adopción de medidas preventivas, como inspecciones regulares, mantenimiento adecuado y monitoreo continuo.

Tratamiento de aguas

Aguas de consumo humano. Tratamiento de aguas residuales y control de vertido. Aguas de procesos industriales. Agua potable. Aguas de piscinas y jacuzzis. Y cualquier proceso de reutilización, tratamiento y depuración de aguas.

Aguas de consumo humano. Inagris proporciona productos para potabilización que cumplen con la normativa actual (RD 3/2023) haciéndola apta para su consumo.

Tratamiento de aguas residuales

Dada la escasez de agua, cada día hay una mayor demanda de reutilización, tratamiento y depuración de la misma. 

La eliminación de contaminantes en cualquier proceso de depuración es clave para un buen funcionamiento.

Una mala elección de producto puede ocasionar serios problemas en el proceso y una elevación de los costes asociados. Le ayudamos en la elección de los productos más efectivos para el tratamiento de sus aguas residuales.

INAGRIS trabaja con una línea de productos especialmente formulados para aguas residuales:

  • COAGULANTES y FLOCULANTES, productos utilizados para clarificación de aguas residuales de procesos industriales. Los floculantes están basados en copolímeros que proveen un rango completo de ionicidades y pesos moleculares para lograr un rendimiento óptimo en cada aplicación.
  • ANTIESPUMANTES, control de la formación de espumas. Las espumas pueden reducir la capacidad de una planta aumentando los costes.
  • DISPERSANTES, moléculas orgánicas de alto peso molecular que mantienen en suspensión el ensuciamiento, orgánico o inorgánico.
  • ANTIALGAS, especialmente formulados para el control de los diferentes tipos de algas.

Reutilización de aguas

Se está produciendo una mayor demanda del posible reaprovechamiento del agua, bien como un vertido cero para su total aprovechamiento en los procesos industriales o consumo humano, bien como agua para riego.

Le ayudamos a diseñar los elementos necesarios para poder optimizar su proceso de residuales con el fin de que pueda reaprovecharla.

Análisis de aguas

Análisis de aguas en laboratorio acreditado por ENAC según Norma ISO 17025 y con sistema de gestión de la calidad certificado según Norma ISO 9001. Disponemos de laboratorio fisicoquímico y microbiológico. Tenemos experiencia, somos rápidos y eficaces. Además, nos ofrecemos a la recogida de muestras.

Y todo, a un precio razonable.

Algunos ejemplos:

  • Análisis de Legionella y de aerobios totales, para que usted pueda dar cumplimiento a las directrices que marca el RD 3/2023. 
  • Análisis de aguas residuales para verificar que cumplen con los límites establecidos en los diferentes Decretos y Ordenanzas de vertido que puedan aplicar a nuestros clientes.
  • Controles periódicos para determinar la calidad de las aguas para el baño en piscinas y jacuzzis y dar así cumplimiento a la normativa, tanto estatal como autonómica.
  • Analíticas de aguas de procesos industriales para valorar la necesidad de tratamientos biocidas, anticorrosivos y anti incrustantes.
  • Analíticas necesarias en aguas de consumo humano (de control en grifo o de autocontrol o análisis de potabilidad) para certificar que cumplen los requisitos exigidos por las diferentes normativas en relación con los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano (RD 3/2023 y RD 902/2018). Laboratorio homologado para la realización de análisis de agua potable por la Comunidad de Madrid.
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad